Chistes cortos fontaneros – Humor de fontaneros

5/5 - (1 voto)

En el mundo del humor, los chistes cortos de fontaneros ocupan un lugar especial. Estos chistes, que giran en torno a las peripecias y ocurrencias de los fontaneros, nos regalan momentos de risas y diversión. Desde situaciones hilarantes en el trabajo hasta travesuras relacionadas con las tuberías y las llaves de agua, estos chistes nos invitan a adentrarnos en el mundo de los fontaneros con una dosis de humor.

Chistes cortos fontaneros

Los mejores chistes cortos fontaneros – Humor de fontaneros

CHISTE 1

Después de arreglar un grifo en 10 minutos, el fontanero presenta una factura de 500 €

El cliente, escandalizado, protesta:

– Oiga señor fontanero, yo soy abogado y no cobro por mi consulta ni la mitad de lo que usted me está cobrando.

– Ya lo sé, contesta el fontanero, cuando yo ejercía de abogado también cobraba la mitad

CHISTE 2

El colmo de un fontanero es que no sepa tirar de la cadena.

CHISTE 3

¿Qué les dicen siempre los fontaneros a los clientes?

-Cada vez que tiras de la cadena, pones comida en la boca de mi familia.

CHISTE 4

El crío va a la feria de ganados con su papá y no pierde detalle de lo que éste hace.

-¿Y ahora qué haces?

-Estoy palpando a la vaca para ver cómo está de carnes porque la quiero comprar.

-¿Ah, sí? Pues el otro día el fontanero parece que quería comprar a mamá.

CHISTE 5

¿En qué se parecen los médicos y los fontaneros?

Ambos entierran sus errores.

CHISTE 6

Un fontanero lega a un bar y le dice un amigo:

– ¡Qué mala cara tienes! ¿Qué te ha pasado?

– Que fui a arreglarle una cañería a una mujer. Me sedujo, fuimos para cama, cuando estaba en la faena, sale el marido del armario y ¡pumba!

– Te la metieron doblada.

-¿Doblada? ¡De punta!, ¡me la metió de punta!

CHISTE 7

¿Por qué estaba deprimido el fontanero?

Su carrera se estaba yendo por el retrete.

CHISTE 8

En un autobús repleto de gente hasta los topes un tío dice de pronto a voz en grito:

– ¡Me quedan tres paradas para bajarme!

La gente pasa de él y piensa que está un poco loco.

Al cabo de un rato:

– ¡Me quedan dos paradas para bajarme!

La gente empieza a mirar para otro lado.

– ¡Señores, que a la próxima me bajo!

La gente sigue pasando de él y finalmente dice:

– ¡Bueno, que ya me bajo en esta!

– Y a nosotros, ¿qué nos importa?

– ¡Es que soy fontanero. Suelten ya la tubería que me la tengo que llevar!

CHISTE 9

¿Cuántos fontaneros hacen falta para enroscar una bombilla?

Dos. Uno para traer la cerveza y otro para llamar al electricista.

CHISTE 10

Un hombre le enseña las fotos de sus tres hijos a un conocido.

Amigo: ¿A qué se dedican tus hijos?

Padre: El pequeño es neurocirujano y el mediano es abogado.

Amigo: ¿Y el mayor?

Padre: Es el fontanero que les pagó los estudios.

Encuentra muchos más chistes divertidos

Si te has quedado con ganas de más, te recomendamos que te pases por nuestra sección de chistes, y eches un vistazo a estos libros de humor con un montón de contenido para partirse de risa:



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *